La mente del nadador

Todo es posible siempre y cuando pongas tu mente en ello y trabajes para ello. Pienso que la mente controla todo” Con esta reflexión, Michael Phelps, el mejor nadador de la historia, nos da una idea para escribir este post.

Nos queremos centrar en un aspecto del deporte que está en constante aplicación, pero que todavía hay distintos protagonistas en el deporte que no lo tienen tanto en cuenta, hablamos de los aficionados,  los entrenadores, deportistas, directivos…y queremos desde SOMOS AGUA destacar cuanto tiene de relevancia en el deporte moderno, en este caso, hablaremos sobre la mente del nadador. Cada vez se  va aplicando ciertos conceptos  psicológicos en la natación para poder extraer el máximo rendimiento del deportista, de esta manera se pretende mejorar los entrenamientos como medio para alcanzar buenos resultados.

la-psicologia-en-el-deporte-607x335

En muchas ocasiones el factor psicológico aparece como un determinante ante un rendimiento inferior al esperado,  donde lo podemos encontrar en la prensa  deportiva con frases como “Me ha faltado concentración…”, “La presión pudo con el resultado final…”. Incluso, cuando el rendimiento es el esperado, se atribuye al factor psicológico una parte de responsabilidad frente a las demás variables (físicas, técnicas o estrategias) “Supe aguantar la presión ambiente…”, “abandonar no paso por mi mente…”. Seguir leyendo “La mente del nadador”

Anuncios

Nunca debemos de pedir permiso para hacer lo extraordinario

Las piscinas pueden ser lugares solitarios donde el nadador está entregado totalmente en sí mismo, ya que para triunfar en la natación se debe entrenar muchas horas para completar las largas distancias diarias que nos marcan los entrenadores.

alejandro calderon
Alejandro Calderón (Escuevas Fuerteventura)

Los deportistas de alto rendimiento cruzan de uno a otro lado de una piscina por cuatro, cinco y seis horas por cada entrenamiento. Por esa aparente “sencilla” razón, lo más difícil de la natación es encontrar y mantener motivaciones. Un nadador debe estar convencido y plantearse metas. Cuando tratamos de perfeccionar las técnicas, de afinar la velocidad o alcanzar resistencia, puede ser una actividad larga y muy exigente.

Seguir leyendo “Nunca debemos de pedir permiso para hacer lo extraordinario”

No vayas solo si quieres ir lejos

Cuando un nadador/a se sube al poyete de salida para competir, es el último responsable de su destino. El momento de la verdad empieza cuando suena el disparo de salida, momento en el cual el nadador está completamente privado de cualquier ayuda externa y ha de confiar solo en su fuerza, inteligencia y superación. Ni el entrenador, ni los padres, amigos y familiares pueden hacer que acortes la distancia. Nadie puede nadar tu carrera, por eso la natación es considerada un deporte individual.

foto3-1024x682

De igual modo, durante el entrenamiento nadie puede dar una brazada por el otro, se está solo para acatar las indicaciones y soportar y dominar el dolor del sacrificio que nos conduce cada día a una brazada más a los objetivos. Sin embargo, la natación ha adoptado una dinámica de entrenamiento basada en una estructura de equipo, un grupo de entrenadores y nadadores trabajando juntos para optimizar los rendimientos individuales. En consecuencia, lo que culmina como el esfuerzo de un nadador comienza con el esfuerzo de muchos.

El esfuerzo de un nadador comienza con el esfuerzo de muchos

Al entrenar y competir dentro de un entorno colectivo, rodeado de compañeros de oficio y entrenadores, hace que la natación se convierta en un grupo familiar que provoca en el deportista un mayor rendimiento que si por el contrario nadaran individualmente. Por tanto, los entrenadores, del mismo modo que los deportistas, se deben de enfrentar al desafío de crear y mantener la química y la dinámica del equipo que supondrá con garantías una motivación extra. Al programar los entrenamientos de cara a las futuras competiciones en equipo, los entrenadores y nadadores pueden ser más capaces de desarrollar el tipo de equipo que mejore el rendimiento individual.

Para hablar de beneficios dentro del equipo, hablamos de varios términos que son fundamentales para su consecución. Empezamos hablando de los lazos colectivos que hace referencia a un nexo social que se cultiva cuidadosamente para tener un impacto profundo sobre cada nadador, porque está dentro de un equipo y todos tienen algo en común con cada uno de sus compañeros. El propio equipo se define como una unión de identidades compartidas, donde comparten experiencias juntos, nadan metros y metros hasta aturdirse física y mentalmente, por medio del propio sacrificio todo individuo pude contribuir a la mejoría del equipo en conjunto, lo que forja un lazo de unión entre los compañeros de equipo.

Los rasgos manifestados en la práctica deportiva la trasladamos en la vida cotidiana, convirtiéndonos en nadadores 24 horas al día

Las oportunidades de aprendizaje mutuo permite a un equipo dar oportunidades a los nadadores para aprender unos de otros. en el entorno de un equipo, los atletas tienen la oportunidad de crear hábitos que transcienden en la piscina, en el vestuario, y fuera del las instalaciones de entrenamiento. Continuamente se traslada los rasgos manifestados en la práctica deportiva en clase, en casa, en el trabajo, y cuando nos damos cuenta, nos convertimos en nadadores 24 horas al día aplicando siempre los hábitos de triunfo al juego de la vida. La estructura de un equipo proporciona a otros la oportunidad de tomar como referencia las cualidades destacadas de un compañero, como aquel que siempre llega el primero para entrenar, el que es más constante y no falla a ningún entrenamiento, el que realiza esfuerzos extraordinarios, aquel que realiza una técnica de braza perfecta, aquel que tiene una actitud siempre positiva… Todas estas actitudes de un compañero que triunfa en el entrenamiento, otros desearán contagiarse y tomarlos como referencia para seguir creciendo.

886054_914259808639094_7706759571777460945_o

Para finalizar este post, queremos dejarles una frase que resume la idea que queremos transmitirles a los amantes de nuestro deporte:  “Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado” 

Nota: Foto (1) by: Institut Barcelona Esport Foto (2) CN Las Palmas

La evolución de la natación

La natación, lo que nos apasiona y nos ocupa parte de nuestro tiempo día a día, podemos practicarla en cualquier momento, dada las disponibilidades existentes y los medios adecuados para ello, sea en piscina, playa, ríos, lagos ,etc. Pero, ¿se han planteado cómo se ha llegado hasta hoy en día lo que conocemos como la natación? ¿Cuándo empezó y como ha ido evolucionando hasta lo que conocemos hasta la fecha?

Desde épocas primogénitas el ser humano en la aparición de los primeros homínidos, ha tenido que adaptarse al medio que le rodea, y uno de ellos es el medio acuático. El planeta está formado por tres cuartas partes de agua, así que podremos comprender la importancia que ha tenido el hombre para adaptarse a las circunstancias.

La natación, como locomoción de la motricidad del hombre viene relacionada desde las antiguas civilizaciones, donde tenían que atravesar medios naturales acuáticos para huir de sus depredadores, buscar alimentos, sobrevivir ante temporales o simplemente indagar un medio que se desconocía. Según los hallazgos descubiertos, los primeros relatos narran de 7000 años a.C. aproximadamente. En la civilización egipcia nadar era un aspecto fundamental en la educación, así como los efectos terapéuticos del agua a través de las termas y balnearios. En la civilización romana y griega se nadaba como parte de la formación militar, a la vez que se hacía distinción social de aquellos que sabían nadar con lo que no lo hacían. La antigua civilización fenicia (1200 a.C.) reunían equipos de nadadores para los viajes náuticos de comerciantes, para que en caso de naufragios, pudieran rescatar sus mercancías y a sus pasajeros. Ya en la Edad Media se notó un descenso debido a que el agua estaba relacionada con las enfermedades epidémicas de la época que lastraban la poca higiene de la población empobrecida.

Los nadadores eran importantes en los viajes náuticos de comerciantes para en caso de naufragar, salvar a las personas y la mercancia

Vaso antiguo Griego 570 a.C.
Vaso antiguo Griego 570 a.C.

La natación en la era Moderna logró un impulso a finales del S. XVIII en Gran Bretaña. La primera competición fue fundada en Londres en 1837 (National Swimming Society). Estos acontecimientos lograron expandirse de Europa a Australia, EEUU y Nueva Zelanda, produciéndose la formación de asociaciones en estos países que empezaron a organizar competiciones internacionales.

En los Juegos Olímpicos de Atenas 1896 incluyeron la natación por primera vez. Las competencias de natación se desarrollaron en mar abierto, dónde se celebró tres eventos abiertos, 100, 500 y 1200 metros estilo libre. Una década más tarde se crea en Londres la Federación Internacional de Natación (FINA) cuyos propósitos principales eran regular las normas a nivel competitivo así como organizar eventos periódicamente. En 1912 se celebra los Juegos Olímpicos de Estocolmo dónde por primera vez se celebra la natación femenina.

Los Juegos Olimpicos de Atenas 1896 incluyeron la natación por primera vez

Concurso natación año 1923
Concurso natación año 1923

La FINA organizó en 1973 por primera vez el Campeonato del Mundo de Natación (Belgrado- Yugoslavia), que se celebrarían cada 4 años, pero en la actualidad se celebra cada 2 años.

La natación es un deporte en el que la competición se centra sobre todo en el tiempo. Es por eso que en las últimas décadas los nadadores se han concentrado en el único propósito de batir récords. Lo que una vez fueron los sorprendentes récords de velocidad de competidores de la talla de Duke  Kahanamoku, Johnny Weissmuller, Clarence “Buster” Crabbe, Mark Spitz, Matt Biondi, Alexander Popov entre otros, ya han sido, o serán eclipsados por posteriores marcas. Del mismo modo se están batiendo continuamente los récords de distancia y resistencia impuestos por los nadadores de maratón, como es el caso de la nadadora estadounidense Gertrude Caroline Ederle, la primera mujer que cruzó a nado el Canal de la Mancha. En consecuencia, las diferencias que separan a hombres y mujeres dentro de la natación de competición se han reducido mucho; ha descendido la edad en que los nadadores pueden competir con éxito y aún no se han alcanzado los límites físicos de la especialidad. ¿Hasta dónde puede llegar los límites del ser humano? Sin duda alguna, el tiempo nos dará la razón y pondrá a cada uno en su lugar en la clasificación histórica de los récords mundiales.

Antigua foto natación
Antigua foto natación

Foto (1) by Cultura física //Foto (2) by memoriasclubdeportivodebilbao // Foto (3) by Natacionspain