La evolución de la natación

La natación, lo que nos apasiona y nos ocupa parte de nuestro tiempo día a día, podemos practicarla en cualquier momento, dada las disponibilidades existentes y los medios adecuados para ello, sea en piscina, playa, ríos, lagos ,etc. Pero, ¿se han planteado cómo se ha llegado hasta hoy en día lo que conocemos como la natación? ¿Cuándo empezó y como ha ido evolucionando hasta lo que conocemos hasta la fecha?

Desde épocas primogénitas el ser humano en la aparición de los primeros homínidos, ha tenido que adaptarse al medio que le rodea, y uno de ellos es el medio acuático. El planeta está formado por tres cuartas partes de agua, así que podremos comprender la importancia que ha tenido el hombre para adaptarse a las circunstancias.

La natación, como locomoción de la motricidad del hombre viene relacionada desde las antiguas civilizaciones, donde tenían que atravesar medios naturales acuáticos para huir de sus depredadores, buscar alimentos, sobrevivir ante temporales o simplemente indagar un medio que se desconocía. Según los hallazgos descubiertos, los primeros relatos narran de 7000 años a.C. aproximadamente. En la civilización egipcia nadar era un aspecto fundamental en la educación, así como los efectos terapéuticos del agua a través de las termas y balnearios. En la civilización romana y griega se nadaba como parte de la formación militar, a la vez que se hacía distinción social de aquellos que sabían nadar con lo que no lo hacían. La antigua civilización fenicia (1200 a.C.) reunían equipos de nadadores para los viajes náuticos de comerciantes, para que en caso de naufragios, pudieran rescatar sus mercancías y a sus pasajeros. Ya en la Edad Media se notó un descenso debido a que el agua estaba relacionada con las enfermedades epidémicas de la época que lastraban la poca higiene de la población empobrecida.

Los nadadores eran importantes en los viajes náuticos de comerciantes para en caso de naufragar, salvar a las personas y la mercancia

Vaso antiguo Griego 570 a.C.
Vaso antiguo Griego 570 a.C.

La natación en la era Moderna logró un impulso a finales del S. XVIII en Gran Bretaña. La primera competición fue fundada en Londres en 1837 (National Swimming Society). Estos acontecimientos lograron expandirse de Europa a Australia, EEUU y Nueva Zelanda, produciéndose la formación de asociaciones en estos países que empezaron a organizar competiciones internacionales.

En los Juegos Olímpicos de Atenas 1896 incluyeron la natación por primera vez. Las competencias de natación se desarrollaron en mar abierto, dónde se celebró tres eventos abiertos, 100, 500 y 1200 metros estilo libre. Una década más tarde se crea en Londres la Federación Internacional de Natación (FINA) cuyos propósitos principales eran regular las normas a nivel competitivo así como organizar eventos periódicamente. En 1912 se celebra los Juegos Olímpicos de Estocolmo dónde por primera vez se celebra la natación femenina.

Los Juegos Olimpicos de Atenas 1896 incluyeron la natación por primera vez

Concurso natación año 1923
Concurso natación año 1923

La FINA organizó en 1973 por primera vez el Campeonato del Mundo de Natación (Belgrado- Yugoslavia), que se celebrarían cada 4 años, pero en la actualidad se celebra cada 2 años.

La natación es un deporte en el que la competición se centra sobre todo en el tiempo. Es por eso que en las últimas décadas los nadadores se han concentrado en el único propósito de batir récords. Lo que una vez fueron los sorprendentes récords de velocidad de competidores de la talla de Duke  Kahanamoku, Johnny Weissmuller, Clarence “Buster” Crabbe, Mark Spitz, Matt Biondi, Alexander Popov entre otros, ya han sido, o serán eclipsados por posteriores marcas. Del mismo modo se están batiendo continuamente los récords de distancia y resistencia impuestos por los nadadores de maratón, como es el caso de la nadadora estadounidense Gertrude Caroline Ederle, la primera mujer que cruzó a nado el Canal de la Mancha. En consecuencia, las diferencias que separan a hombres y mujeres dentro de la natación de competición se han reducido mucho; ha descendido la edad en que los nadadores pueden competir con éxito y aún no se han alcanzado los límites físicos de la especialidad. ¿Hasta dónde puede llegar los límites del ser humano? Sin duda alguna, el tiempo nos dará la razón y pondrá a cada uno en su lugar en la clasificación histórica de los récords mundiales.

Antigua foto natación
Antigua foto natación

Foto (1) by Cultura física //Foto (2) by memoriasclubdeportivodebilbao // Foto (3) by Natacionspain  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s